Estimulación temprana es proporcionar al bebé y al niño las mejores oportunidades de desarrollo físico, intelectual y social. En este sentido, la estimulación temprana incluye una serie de ejercicios y actividades que pueden ser aplicadas desde el nacimiento hasta los 6 ó 7 años de edad del niño -aunque también podemos hablar de estimulación prenatal-, franja de edad con mayor plasticidad cerebral.

Si bien estimulación temprana puede hacer referencia a varias áreas (cognitiva, motriz, lenguaje y socio-emocional), en el caso del método que aplicamos en BabyWiseTunes podemos hablar de estimulación del área cognitiva, del lenguaje y del socio-emocional. Estas áreas permiten:

  • Área cognitiva: permite al niño comprender, relacionar, adaptarse a nuevas situaciones, haciendo uso del pensamiento y la interacción directa con objetos y el mundo que lo rodea.
  • Área del lenguaje: hace referencia a habilidades que permitirán al niño comunicarse con su entorno.
  • Área socio-emocional: incluye las experiencias afectivas y la socialización del niño. Se sentirá querido, seguro y capaz de relacionarse con otros. Para la estimulación de esta área es muy importante la creación de un vínculo afectivo.

¿Estimulación temprana o sobre estimulación?

Ahora viene la mejor pregunta. ¿En serio, estimular a nuestros bebés? Pero si ya están híper estimulados, si ya reciben información constantemente, que si teléfonos móviles, que si la calle está llena de anuncios, escaparates, música en una tienda, música en otra; que si en casa tenemos la tele puesta de fondo constantemente, juguetes que cantan, muñecas que hacen pis… Los niños de hoy en día forman parte, probablemente, de la generación de niños más expuesta a la información y a estímulos que nunca haya existido.

Tendrán a su alcance internet para poder buscar información cuando quieran. Wikipedia, diccionarios, Google,… Son niños que tienen la oportunidad de aprender cualquier cosa viendo tutoriales en Youtube. Entonces, porque justo tenemos un interés en estimular a bebés, precisamente cuando ellos aún pueden vivir en un mundo sin sobredosis de información? ¿Por qué no les dejamos que vivan tranquilamente, sin ofrecerles más estímulos de los que supone ya la vida por sí misma? Gran pregunta…

Aquí es cuando aparece el concepto de buena estimulación. Tenemos que diferenciar entre lo que es una buena estimulación y lo que es una sobre estimulación.

 

Bebé llorando… por exceso de estímulos

Si tenéis hijos y han pasado ya los primeros meses de vida, os sentiréis identificados con la siguiente anécdota. Vas a una fiesta de aniversario de otro niño más mayor, a un sitio concurrido, donde hay ruido, niños gritando, muchos colores en las paredes por la decoración cumpleañera, música de fondo, mucha gente nueva… Vuestro bebé de 4 meses está bien, porteado en la mochila, durmiendo, mamando, parece tranquilo; pero al cabo de una hora empieza a llorar y a llorar y sólo se calma cuando sales de la fiesta. Además, justo esta noche llora y llora, como si no se pudiera calmar. ¿Qué ha pasado? Que está sobre estimulado.

 

Nuestra propuesta

Nuestra propuesta, el método Munné, se basa en una buena estimulación. El lema: menos es más. A veces es mejor hacer menos para que el bebé pueda integrar todo lo hecho anteriormente. Nuestro método de estimulación temprana es respetuoso con el bebé y con sus necesidades. Es un método agradable que sirve incluso para calmarle y, sobre todo, para crear un vínculo afectivo sano entre padres e hijos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

dos × 3 =